jueves, 10 de noviembre de 2016

Reseña: La elegida

FICHA TÉCNICA


Título: La Elegida

Título original: The One

Saga a la que pertenece: La Selección 3

Autora: Kiera Cass

Editorial: Roca Editorial

Nº de páginas: 256 págs

ISBN: 9788499187266




SINOPSIS
La situación en Palacio es cada vez más peligrosa. Los rebeldes atacan tanto por el norte como por el sur y America, las chicas que siguen en la selección y Maxon se encuentran en verdadero peligro.
Mientras esta situación se vuelve cada vez más acuciante, la disyuntiva en la que se encuentra America tampoco es mucho mejor: debe escoger entre su primer amor, Aspen, y el príncipe Maxon, quien poco a poco ha ido conquistándola. Eso sin tener en cuenta que el príncipe debe escogerla a ella también de entre las seis seleccionadas que podrían convertirse en su esposa y que aún permanecen en palacio.
Luchas políticas, amor, violencia, dudas… America deberá tomar decisiones que cambiarán el curso no solo de su vida, sino de todo aquel que la rodea. La elegida es el trepidante desenlace de la trilogía La selección.


RESEÑA
Esta tercera parte, como viene siendo habitual con las obras de Kiera Cass, me ha encantado.
Cada día que pasa, el fin de La Selección está más cerca y se nota en el ambiente palaciego. Se espera mucho de las chicas de la Élite, ya que una de ellas es la futura reina de Illéa y eso genera tensiones.
Pero esa competición en la que se encuentra ha hecho que al final, contra todo pronóstico, se sientan más unidas que nunca, a pesar de que solo habrá una ganadora.
America cada se encuentra ya en el punto final, debe decidir ya entre su amor de la infancia, Aspen y el príncipe, Maxon, que al final ha conseguido hacerse un hueco en su corazón. Pero America tiene miedo, miedo de que, si elige a Maxon pierde a Aspen y no está segura de que Maxon la elija a ella de entre las chicas.
Mientras intenta aclarar sus sentimientos, los rebeldes norteños y sureños siguen atacando el palacio y eso pone en peligro tanto a los reyes como a Maxon y a las chicas con una diferencia: los sureños acaban con la vida de todos aquellos que se cruzan en su camino y los norteños solo buscan pactar con el príncipe para mejorar la situación del país, algo imposible de tratar con el rey.
Varios son los enfrentamientos que tiene America con el rey por no hacer lo que él le ordena pero eso no le tira para atrás, porque defiende todo en lo que cree. Esas mismas situaciones que le generan problemas con el rey le están haciendo ganarse el favor del pueblo y el favor de otras grandes potencias con las que el rey quiere aliarse, por lo que no consigue echar a America.
Y en todo este jaleo diario que tiene nuestra protagonista, cuando al fin decide con quien quiere pasar el resto de su vida, Maxon decide acabar con La Selección. Pero Maxon hace un descubrimiento que le hace replantearse sus decisiones.
Una obra que mezcla perfectamente romance y la acción, con una protagonista que ha ido evolucionando y madurando a lo largo de las obras, defendiendo ante todo sus criterios y sus ideales.


FRASES FAVORITAS
Después de aquellos meses intentando decidir qué era realmente lo que deseaba y lo que esperaba, en aquel momento —que Maxon había creado para los dos—, me di cuenta de que nunca acabaría de entenderme a mí misma. Lo único que podía hacer era seguir adelante y esperar que, cualquiera que fuera el rumbo que tomaran las cosas, de algún modo encontráramos la manera de estar juntos.
Y teníamos que hacerlo. Porque…, porque…
Por mucho que hubiera tardado en llegar aquel momento, había llegado de golpe. Quería a Maxon. Por primera vez estaba convencida de ello. No estaba manteniendo las distancias, agarrándome a Aspen y a todo lo que habría podido ser. No estaba tanteando el cariño de Maxon mientras dejaba una puerta abierta por si me fallaba. Simplemente me dejaba llevar.

—Gracias. Por eso, por la lluvia y por no rendirte.
Él pasó los dedos por mi mejilla, mi nariz y mi barbilla.
—Valía la pena. No sé si eres consciente, pero para mí valía la pena.
Sentí como si el corazón estuviera a punto de estallarme.

Sentí que el pecho se me hinchaba de orgullo. Aquel era mi Aspen, siempre buscando el modo de arreglar las cosas.

Me la quedé mirando a la cara, y también a Lucy y a Anne. Siempre me había sentido próxima a mis doncellas, siempre había con􀉹ado en ellas. Pero algo había cambiado aquella noche: era como si se hubieran puesto a prueba aquellos vínculos. Y, al llegar la luz del día, seguían ahí, fuertes y resistentes.

No estaba segura de poder devolverles aquella lealtad. Pero esperaba que, algún día, pudiera hacerlo.