jueves, 17 de noviembre de 2016

Reseña: La heredera

FICHA TÉCNICA


Título: La Heredera

Título original: The Heir

Saga a la que pertenece: La Selección 4

Autora: Kiera Cass

Editorial: Roca Editorial

Nº de páginas: 340 págs.

ISBN: 9788499189949




SINOPSIS
Kiera Cass, autora mega best seller internacional ha cautivado a lectoras del mundo entero. En esta cuarta entrega de la serie, seguiremos a la familia real de Illéa en una nueva selección. Descubre lo que sucede después de lo que parecía el final feliz de la historia.
Veinte años atrás, America Singer concursó en La Selección y conquistó el corazón del Príncipe Maxon. Ahora ha llegado el momento de La Selección para la Princesa Eadlyn. Ella no espera que su Selección vaya a ser la gran historia de amor como lo fue la de sus padres, pero al comenzar la competición, ella descubrirá que para descubrir su propia felicidad no será tan imposible como ella siempre había pensado.
Una nueva generación de personajes y de historias de amor cautivadoras nos esperan en esta cuarta entrega la serie La Selección.


RESEÑA
Al fin puedo decir lo que llevo aguantándome tres entregas: ¡América y Maxon están juntos por fin! Ha costado tiempo pero a la hora de la verdad han dejado que sus corazones sean los que manden y guíen sus acciones.
Así es como han conseguido ser felices y formar la preciosa familia que tienen con 4 hijos igual de guerreros que su madre. Pero también muestran la responsabilidad de su padre, sobre todo Eadlyn, nuestra protagonista.
Es la heredera al trono y lo único que le preocupa es el futuro de su país y su futuro como reina. Por eso, cuando sus padres le piden que haga una Selección, no se lo toma nada bien. Los reyes solo buscan un modo de entretener a la gente y evitar así las revueltas, pero Eadlyn lo ve como una pantomima que tiene que representar ante su pueblo y que no le reporta ningún beneficio, solo perder el tiempo con chicos que no le interesan.
Muestra una coraza que la protege de todo alrededor, no quiere dejar que nadie entre en su corazón y condicione su futuro como reina.
Pero, tras hacer un pacto con sus padres, decide darle al pueblo 3 meses de Selección, consiguiendo así que el pueblo se entretenga y acaben temporalmente las rebeliones. A cambio de esos tres meses, ella solo pide que si, pasado ese tiempo no se enamora de ningún chico, no está obligada a casarse con ninguno, algo que sus padres aceptan.
Eadlyn está decidida a no dejar que ninguno de los chicos se haga un hueco en su corazón pero los planes se empiezan a torcer cuando empieza a conocer a los chicos y ve que no son tan malos y que algunos pueden llegar a ser muy buenos con ella, demostrándole que no está sola.
Es cierto que con algunos no conecta y rápidamente los expulsa y que otros se portan bastante mal con ella, pero también hay chicos que la tratan como ella se merece y se preocupan por ella.
Descubre que no es tan fácil mantener la barrera en torno a ella cuando la gente le demuestra que son buenos de verdad y consiguen abrir una brecha en esa muralla que forma a su alrededor, pero ¿será capaz alguno de los chicos de derribar del todo esa barrera y conquistar su corazón? Kile se ha conseguido abrir un pequeño hueco ya en su caparazón. A pesar de conocerse desde pequeños, hasta que no entra en La Selección, no descubre quien es el verdadero Kile y es una persona que sí que le gusta. Aunque no es el único que se hace hueco en el corazón de Eadlyn.
A pesar de ser una historia muy parecida a la que nos desarrolla en el primer libro, Kiera Cass nos muestra en este caso el punto de vista de la pobre princesa que tiene que elegir entre 35 pretendientes a un posible futuro marido. Por eso, es perfectamente entendible que tenga esa actitud prepotente hacia el resto del mundo, porque encariñarse de 35 personas de las cuales solo puedes terminar eligiendo a 1 no es fácil. A eso hay que sumarle el estrés que genera el tener que dirigir un país con rebeliones constantes, por lo que sería muy raro que la princesa fuera una dulce niñita que regala amor a todo aquel que le rodea.


FRASES FAVORITAS
No creo que nadie sepa lo que busca hasta que lo encuentra.

Quería ser la dueña de mi propia vida. Quizá por eso había construido ese muro infranqueable a mi alrededor, porque me aterrorizaba que alguien pudiera atravesarlo y arrebatarme el control.

Esa era la razón por la que el amor era una idea terrible: te hacía débil

–Para mí, el fracaso significaba permitir que otra persona dirigiera mi vida.

–Hay ciertas cosas que uno no aprende de uno mismo hasta que otra persona entra en el rincón más íntimo de tu corazón.

–Puedes ser valiente sin dejar de ser femenina. Puedes dirigir un país y que te gusten las flores. Y, lo más importante, puedes ser reina y esposa.

–Cuando estás rodeada de gente a la que adoras, dar tu brazo a torcer, resignarte o darte por vencida no se percibe como un sacrificio.

Seguía pensando que no podía vivir la vida por y para los demás, y que el amor, al fin y al cabo, conllevaba unas cadenas inquebrantables. Pero, por Dios, necesitaba esas cadenas más que nada en el mundo.

–Solo tengo un corazón, y quiero reservarlo.

–Soy lista, guapa y fuerte; no necesito que nadie me rescate.
–Ya conoces la historia de cómo nos conocimos tu madre y yo.
– Como todo el mundo. Vuestra historia es como un cuento de hadas.