jueves, 20 de abril de 2017

Reseña: Rompiendo las reglas

FICHA TÉCNICA

Título: Rompiendo las reglas

Título original: -

Saga a la que pertenece: -

Autora: María Martinez

Editorial: Titania

Nº de páginas: 346

ISBN: 9788416327188




SINOPSIS
«El amor te destruye, te rompe en mil pedazos que nadie puede recomponer… Nadie salvo tú.»
Tyler es sexy, inteligente y seguro de sí mismo. Cabreado con el mundo, su carácter es impredecible. Los tatuajes de su cuerpo son el recuerdo constante de todo lo que ha perdido, de los errores que jamás podrá perdonarse y de los deseos que nunca logrará cumplir. Ha aprendido del peor modo posible que amar significa sufrir, y que el único modo de sobrevivir es regirse por sus propias reglas.
Cassie es lista y divertida, un poco cínica, y no le importa lo que los demás piensen de ella. Sabe cuáles son prioridades, sus expectativas, y tiene muy claro la clase de vida que quiere vivir. Pero bajo esa apariencia de seguridad y control, se esconde un corazón roto y asustado que intenta proteger a toda costa.
Han pasado casi dos años desde que Tyler y Cassie se vieron por última vez. Ninguno está preparado para el reencuentro, para aceptar que la atracción que una vez sintieron sigue ahí, bajo la piel, imposible de ignorar. Enamorarse sin remedio parece inevitable; pero, a veces, el amor no es suficiente.


RESEÑA
Sin palabras, es todo lo que puedo decir. No sé ni por dónde empezar porque desde la primera página este libro me ha atrapado.
En este caso, se nos presenta a Cassie y a Tyler. Opuestos pero complementarios.
Han pasado dos años desde que Cassie se fue a la universidad sin despedirse de Tyler. Ahora que vuelven a verse, ambos se dan cuenta que todos esos sentimientos que creían olvidados siguen ahí, pero ambos tienen un carácter fuerte, lo que les hace chocar y tener broncas bastante fuertes.
El personaje de Cassie me ha encantado. Es una chica con las ideas muy claras y es explosiva. No se deja manipular por nadie y mucho menos por un chico con pintas de malote. Ha sufrido ya demasiado por amor para volverse a enganchar a un chico que solo le pueda hacer daño.
Tyler es lo que se puede esperar de un niño malo: pícaro, sexy, ligón y muy muy guapo. Lo peor es que él sabe que es guapo y no duda en explotar su físico para engatusar a las chicas y conseguir lo que quiere.
Por eso cuando vuelve a encontrarse con Cassie y ve que sus encantos no surten efecto en ella, empieza a recordar que es todo lo que le encantaba de ella, no solo lo guapa que es, sino también su carácter y su forma de ver la vida.
El tener esos caracteres tan fuertes es lo que hace que choquen tanto, pero Cassie no se deja engañar por esa sonrisa bonita que le vuelve loca. Sabe que no es bueno para ella, que no pueden tener algo a largo plazo porque “están rotos”. Pero irán descubriendo que no están tan rotos como creen y deberán decidir si se dan una oportunidad o si la distancia y los choques entre sus personalidades podrán con su relación.
Increíble, no tengo palabras suficientes para describir el libro. Es una de las relaciones más explosivas que he visto entre dos protagonistas, me encanta como Cassie no se deja engatusar. Vale, sí, cae y le perdona, pero porque él da el primer paso al pedirle perdón después de cagarla. Ella no va a volver a él arrastrándose, porque sabe lo que quiere y él no entra en sus planes.
Pero están destinados a estar juntos, solo hace falta que se den cuenta ellos, porque todo su entorno lo sabe, solo hay que verles, tienen una química increíble.
Creo que es uno de los libros que más puedo recomendar. Desde la primera página engancha y te mantiene pegado al libro hasta la última hoja.

FRASES FAVORITAS
—Joder, Cassie, claro que lo sabes. Estás en esto conmigo. Esta… esta jodida tensión entre nosotros… es demasiado. ¡Una putada! Y no creo que pueda pasar otra hora contigo en esa camioneta. No sin volverme loco. Y no intentes fingir que para ti es indiferente; no estoy ciego y he visto cómo me has estado mirando todo este tiempo.

—Eric se convirtió en lo más real que he tenido en mi vida. Nadie me ha querido tanto como él. Me salvó, me protegió de mí misma. No dejó que lo echara todo a perder. Eric me hizo ver quién soy —respondió con vehemencia.
—También te dijo que continuaras con tu vida —apuntó Savannah con un suspiro.
—Sí, pero no cayó en la cuenta de que mi vida era él.

«La familia se apoya. La familia se cuida. La familia es lo único que perdura. Aunque lo acabes jodiendo todo»

Se miraron, se miraron de verdad, y se estableció una nueva conexión entre ellos, la de saber que eran dos personas que arrastraban un gran peso, que se sentían rotos y que hacían todo lo posible para protegerse y no volver a quebrarse.

Se estaba volviendo adicto a Cassie y a la forma en que sus cuerpos encajaban.

—Pero no puedes quedarte sola por eso. No puedes encerrarte en una burbuja y mantener a todo el mundo alejado. En alguna parte, seguro que hay un tío que está deseando conocerte y se volverá loco por hacerte feliz. Es imposible no hacerlo. Y si no, es que está ciego.