jueves, 2 de febrero de 2017

Reseña: Calendar Girl 1

FICHA TÉCNICA

Título: Calendar Girl. Enero, Febrero y Marzo

Título original: -

Saga a la que pertenece: Calendar Girl 1

Autora: Audrey Carlan

Editorial: Planeta

Nº de páginas: 432 págs.

ISBN: 9788408157410





SINOPSIS
El acontecimiento del año. Primera entrega de la serie que se ha convertido en un fenómeno mundial.
Mia necesita dinero. Mucho dinero. Para ser exactos un millón de dólares. Y además tiene poco tiempo. La vida de su padre está en juego y ella solo tiene un año para saldar sus deudas. Para ello deberá aceptar un encargo que nunca antes habría imaginado…. Durante todo un año Mia acompañará a lo largo de un mes a un hombre distinto y así conocerá el lujo, diferentes estilos de vida, viajará por muchas ciudades, vivirá experiencias sexuales increíbles... Y hasta puede que conozca al hombre de su vida. Doce meses en cuatro volúmenes. Una experiencia tan sexi, dulce, arriesgada y caliente que tu libro podría fundirse.


RESEÑA
Este libro pensé que iba a ser la típica historia de novela erótica porque, a pesar de las buenas reseñas que había leído sobre él. Pero por suerte me equivocaba.
El libro nos presenta la historia de Mía, una joven de 20 años que, desde que su madre desapareció de sus vidas, se ha encargado de cuidar de su hermana, de darle de comer y de darle la oportunidad de ir a la universidad, algo que ella no tuvo la posibilidad.
Mientras que ella se encargaba de su hermana, su padre se metía en el mundo del juego, pidiendo dinero a gente que no debía, como es el ex-novio de Mía. Éste se ha encargado de hundir a toda su familia y que ha provocado que ella tenga que buscar la manera de pagar todo el dinero que debe su padre si quiere que siga vivo.
Se le presenta la oportunidad de oro cuando su tía Millie le ofrece trabajar en la agencia de scort que ella regenta, consiguiendo así, en un año, el dinero que le debe a Blaine.
Y así entra en un mundo del que casi no sabía su existencia. Pasará cada mes con un cliente elegido por su tía. En esta primera entrega nos presenta a los 3 primeros: Wes, Alec y Tony, correspondiendo con Enero, Febrero y Marzo.
Nuestra protagonista, Mía, casi podría decir que es uno de mis personajes favoritos de todos los libros. Es impulsiva, con carácter y se deja llevar por el corazón. Pero también es muy generosa. Lleva sacrificando su felicidad por el bien de su hermana y salvar a su familia. Puede que ser tan impulsiva a veces le traiga problemas, pero el dejarse llevar por el corazón a la hora de tomar cualquier decisión, es su manera de compensar todos sus errores.
Wes, es su primer cliente. Se trata de un guionista de cine que contrata a Mía para que se haga pasar por su novia y mostrar que son la pareja ideal, consiguiendo así algunos contratos beneficiosos. Desde el primer momento tienen una química increíble que se refleja en su relación. A pesar de ser un cliente, Wes la trata como una amiga y se preocupa por ella.
Su segundo cliente es Alec. Alec es un artista bohemio que la contrata como la musa que inspirará su nueva colección de cuadros. En ese mes en Seattle aprende que no solo se puede amar a una persona, sino que puedes amar a distintas personas de distinta manera y no por eso olvidas al resto. Conecta con él de una forma más profunda, no es solo sexo, es algo mucho mayor.
El tercer cliente es Tony. Anthony Fasano es el heredero de la línea de restaurantes Fasano’s y contrata a Mía para que se haga pasar por su prometida y así dar la imagen que se espera de él. Es una persona ambiciosa, perfeccionista y que teme defraudar a su madre más que a nadie. Tienen una amistad muy bonita.
Y no nos tenemos que olvidar de Gin y de Maddie, su mejor amiga y su hermana. Ambas mantienen a Mía con los pies en la tierra, recordando siempre de donde viene y que, a pesar de los cambios que está sufriendo su vida en estos momentos, siempre podrá contar con su familia.
Este libro, a pesar de ser novela erótica, es un libro muy original. Es muy fácil de leer ya que cada 10 capítulos cambiamos de contexto y de personajes. Es una historia muy amena que debido a la brevedad de sus historias, no se enrolla ni alarga demasiado el libro.
Eso sí, consigue engancharte a todas sus historias. La única pega que podría ponerle es la poca profundidad de los personajes, aunque dado que solo interactúan con la protagonista un mes, es algo lógico. En cambio, sí se ve una evolución de la protagonista, ya que cada uno de sus clientes, va aportando algo a su vida, dejando una huella imborrable.
Hace bastante que no leía una novela erótica que no fuera solo una sucesión de escenas porno, sino que nos trae un argumento que va más allá que te atrapa y te deja con ganas de leer la segunda parte.
No tardaré mucho en traeros la reseña de Calendar Girl 2, eso tenedlo por seguro.

FRASES FAVORITAS
—¿Sabes? Creo que eres la mujer más valiosa que he conocido en toda mi vida, aparte de mi madre y de mi hermana.
—¿Valiosa? —pregunté entre risitas.
—Sí. En otras palabras... —Se inclinó y deslizó su mejilla junto a la mía hasta que sus labios alcanzaron la altura de mi oreja—, me importas.

Con determinación, saqué el llavero que contenía las llaves de la moto y el apartamento y agregué la tabla de surf y la llave de casa de Wes. Sus intenciones no podían estar más claras. Si quería volver con él, tendría que estar preparada para entregarle mi corazón, porque él ya me había entregado el suyo.

Quiero disfrutarte, deleitarme con tu dulce sabor en mi lengua, con la suavidad de tu piel en las yemas de mis dedos, con tu cuerpo sobre mi lienzo.

Yo me comprometo a amarte por completo durante el tiempo que pasemos juntos y eso permanecerá contigo. Y yo me llevaré tu amor por mí. Así, los dos sabremos que nuestro tiempo juntos se basó en la confianza, el amor y la amistad. —Hizo una pausa y me besó con dulzura—. No hace falta nada más en la vida.

En la calidez de sus brazos, intenté aclararme las ideas. Me dije que sabía lo que era y lo que no era. Ni el dinero, ni los malentendidos, ni siquiera la tía Millie iban a cambiar eso. Era muchas cosas: hija, hermana, amiga, medio actriz, era la musa de aquel hombre, pero no era una cualquiera, ni una puta, ni una fulana. Tal vez fuera una chica fácil, pero no una puta.

Pese a que me quedaban un par de días más con Alec, ése era el momento que recordaría toda mi vida. El momento en que me había dado cuenta de que había muchas clases de amor y de que estaba bien amar a quienes les dabas una parte de ti, incluso aunque no la merecieran. Alec se la merecía, y siempre tendríamos ese momento.

Habíamos hecho arte juntos, habíamos amado juntos, a nuestra manera. Y eso era lo que importaría cuando reflexionara sobre mi vida y sobre mis decisiones pasadas. Y sobre las que iba a tomar en el futuro. Mi tiempo con Alec había sido especial, y supe que, a medida que fuera avanzando esa aventura, cada cliente añadiría algo al tapiz de mi vida.

Y puede que, si estaba escrito en las estrellas, dentro de nueve meses se convirtiera en un amor para siempre.

«Sacrificándose, por ahora, porque eso es lo que uno hace cuando quiere a alguien. Uno antepone las necesidades del otro a las propias y un día él hará lo mismo por mí», decía


Había aprendido mucho de Tony y de Héctor. A no tener miedo, a no dejar que otros definieran lo que era la felicidad. Lo llevaría conmigo durante mi viaje y dejaría que me guiara por el buen camino.