lunes, 8 de mayo de 2017

Reseña: Amor loco nunca muere

FICHA TÉCNICA

Título: Amor loco nunca muere

Título original: Bad Boy’s Girl 

Saga a la que pertenece: Bad Boy’s Girl 3

Autora: Blair Holden

Editorial: Montena

Nº de páginas: 375 págs.

ISBN: 9788490437476





SINOPSIS
Tercera entrega de la adictiva serie #BadBoysGirl.
Tessa O'Connell por fin ha aceptado que mientras salga con Cole Stone, el chico malo de ojos azules más adorable del planeta, su vida no dejará de ser una aventura...
Después de un primer curso interminable en la universidad, Cole y Tessa están más que preparados para las vacaciones de verano, dejar atrás todo el drama y pasar unos meses completamente apartados de fraternidades y borracheras universitarias. Pero, como siempre, la vida tiene un modo especial de entrometerse. En medio de una mezcla explosiva de dramas familiares, tensiones entre amigos y una nueva chica recién llegada a la ciudad, Cole toma una decisión que le puede cambiar la vida.
Parece que Tessa va a necesitar una caja gigante de Kit Kats y muchos litros de helado de fresa para sobrevivir al verano.


RESEÑA
Y otra gran trilogía que llega a su fin. Casi me dan ganas de llorar, con el cariño que he llegado a cogerles a los protagonistas.
Nuestros protagonistas, Colessa, siguen juntos pero, a pesar del cambio increíble que pega Tessa en el segundo libro, los recuerdos son fuertes y a veces la hacen flaquear. Todas esas inseguridades vuelven a salir a la luz con unas duras palabras que reflejan sus peores temores.
Todo eso que Cole ha conseguido que Tessa fuera superando vuelve de golpe cuando tanto enemigos como amigos la atacan. A ella y a su relación con Cole y poco a poco, esos ataques causan estragos en su relación.
Por otro lado, mientras Tessa sufre un retroceso, Cole se mantiene estable, siendo un punto de apoyo para su novia. Pero no es recíproco, Cole no recibe el mismo apoyo de Tessa y eso empieza a tensar la relación, hasta el punto de que se rinde. Sus problemas empiezan a ahogarle y no contar con el apoyo de su chica no le está ayudando a decidir sobre su futuro, qué hacer y cómo superar todos esos problemas que le están empezando a superar.
Como personajes secundarios nos encontramos con un grupo bastante más numeroso de amigos y con su padre y su hermano. Con su familia pasa momentos muy malos, demasiados y provoca tensiones familiares que casi acaban con ellos. Sus amigos le abren los ojos, le hacen darse cuenta de la situación y ayudarle a poner solución y enfrentarse a sus mayores temores.
Jay, el hermano de Cole, pasa de ser uno de los principales personajes en el primer libro a un personaje casi desaparecido en este tercer libro. Con Travis ocurre lo contrario: pasa de ser un personaje casi inexistente en el primer libro a ser una persona importante en la vida de Tessa, aunque creo que me ha faltado saber algo más de este personaje, ha sido uno de esos personajes superfluos que podrían haber aprovechado mucho mejor.
A pesar de que la temática sigue siendo la misma en los tres libros y es un poco repetitiva, la narrativa es muy fluida, continúa con el ritmo ágil y divertido y consigue engancharte a cada página. Lo que más me gusta es que los personajes consiguen darse cuenta que están siguiendo un camino para una relación tóxica que iba a terminar acabando con ellos.


FRASES FAVORITAS
Protejo la pantalla del móvil con la mano, me levanto y busco a Cole con la mirada. Porque, tal y como él mismo me ha dicho, no tengo por qué tener miedo de querer estar siempre cerca de él, de sentirme atraída hacia él constantemente. Esa energía que nos une no me quemará porque es la que me mantiene funcionando, día tras día. Es la que me sube a lo más alto o me baja a los infiernos, pero soy incapaz de imaginarme la vida sin ella.

—Eres una de las mejores personas que he conocido en toda mi vida. Quizá no te lo digo lo suficiente, pero haces que la gente se ilumine cuando te tiene cerca. Consigues que se sientan mejor consigo mismos, irradias felicidad y bondad. Tienes un corazón enorme. Cogiste a una chica que estaba rota en pedazos y los uniste de nuevo. Me has dado tanto amor que a veces siento que me cuesta respirar de lo mucho que te quiero. Si por algo tan nimio como dejar el fútbol la gente cambia la opinión que tiene de ti, es que claramente no se merecen formar parte de tu vida. Y ¿sabes qué? Que yo no pienso irme a ninguna parte.

—¿Qué? ¿Crees que la corruptora soy yo? ¿Es que no conoces a la chica con la que sales? O, bueno, ¿a su alter ego? Me gusta llamarla Petunia porque nadie florece como Tess después de un par de chupitos de tequila.

—Y contigo no tengo que esconder nada. Me has visto en mi peor momento, al fondo del puto abismo, y no te has separado de mí. ¿Tienes idea de lo que significa eso para mí? —suplica—. Si tienes la más mínima duda sobre lo nuestro después de lo que te ha dicho Cassandra, ten en cuenta una cosa: que nunca querré a nadie tanto como te quiero a ti. Creía que la única persona en la que podía confiar para que me cubriera las espaldas era yo mismo, pero tú me has hecho ver que no siempre tengo que tener el control y que hay más gente, en mi caso tú, dispuesta a cuidar de mí.

Y, por un instante, bloqueo la parte de mí que amenaza con despertar a los demonios del pasado, la misma que me obliga a cuestionarme a diario, porque si hay una verdad universal en mi vida es que quiero a este chico más de lo que jamás me querré a mí misma.

Ahora que estoy aquí, con él, me cuesta más articular frases coherentes. Quiero pedirle perdón, contarle tantas cosas..., pero la sensación de alivio es tan intensa que mi cerebro se ha convertido en una masa informe. No es normal que esté tan nerviosa, hace más de un año que salimos juntos, pero así son las cosas con Cole. Da igual el tiempo que haya pasado, cuando estoy con él siento mariposas en el estómago. Me cuesta creer que hace apenas unos días ni siquiera quisiera hablar conmigo, que se negara a ponerse al teléfono, aun sabiendo que la que estaba al otro lado de la línea era yo, pero entiendo su rabia.