Reseña: La leyenda de Kaishlab



Título: La leyenda de Kaishlab

Título original: -

Saga a la que pertenece: -

Autora: Cristina Noguera Mayén

Editorial: Círculo Rojo editorial

Nº de páginas: 233 págs

ISBN: 9788491757122



Gracias a la Editorial por el ejemplar




Te voy a revelar un secreto. Voy a hablarte de un lugar llamado Kaishlab. Ningún ser humano ha pisado nunca su suelo porque Kaishlab es un territorio oculto y lejano. También es el hogar de los oshols, unos seres pacíficos que son invisibles para el hombre. Y voy a contarte una historia increíble, la de Margus Marsa, un joven oshol cuya sed de aventuras le llevó a embarcarse en un viaje que cambiaría su vida para siempre.
Cuando una profecía alerta de que la naturaleza corre grave peligro, el pueblo oshol decide enviar una expedición para evitar la catástrofe. Margus se enrola en secreto junto a su temeroso amigo Pavel, y ambos deciden viajar para buscar el báculo, un misterioso objeto que salvará el planeta Tierra. Con la única ayuda de un libro mágico llegarán hasta las costas de China, donde tendrán que enfrentarse a sus miedos y agudizar el ingenio para cumplir su cometido.



Cuando empecé este libro, me llamaba la atención todo el mundo de fantasía que prometía la autora en la sinopsis. Y, aunque no ha tenido toda la fantasía que yo esperaba, no me ha defraudado la historia.
La autora nos presenta Kaishlab, una isla en mitad del territorio humano, habitada por oshols, criaturas invisibles a los ojos de los hombres que viven en armonía con la naturaleza y que siguen 3 premisas:
  1. Cuidar y proteger a la madre Tierra y a los animales que habitan en ella.
  2. Respetar al ser humano sin interferir en su evolución.
  3. Proteger los libros y la sabiduría del mundo.

Por eso, cuando aparece en el cielo la tercera estrella, que indica la llegada inminente de una catástrofe, los sabios deciden enviar un grupo de exploradores a buscar el báculo que salvará a la madre Tierra. Pero uno de los ancianos, el anciano Simius, ve algo en Margus, un oshol que siempre ha deseado ser explorador. Junto con su amigo Pavel, se embarcará en la búsqueda del báculo en una dirección distinta a la que sigue la patrulla de exploradores. Contarán con la ayuda del libro antiguo en blanco, en el cual irán apareciendo pistas que les ayudarán a encontrar el báculo.
Llegar al mundo humano y a toda la tecnología supone un golpe para ellos, ya que no entienden lo que sucede a su alrededor. Pero por suerte, contarán con la ayuda de Yan, una muchacha de Sanghai que les puede ver y les ayudará en todo lo que esté en su mano.
Nuestro protagonista Margus, es un oshol muy atrevido que me ha causado cariño desde el minuto 1, ya que es un pobre incomprendido en su sociedad. Quiere ser explorador, pero nadie considera que se lo merezca ni que sea lo suficientemente bueno para ello. Pero a pesar de todo, luchará por ello y alguien verá lo especial que es.
Pavel, por otro lado, es el fiel seguidor de Margus y su mejor amigo. No le gustan las aventuras, pero por Margus, saldrá a buscar el báculo y se embarcará en la aventura de su vida.
Yan, por último, es una muchacha de Sanghai con mucho carácter. Vive en un orfanato y, al ser la mayor, cuida del resto de niñas, que son como sus hermanas. A pesar de tener tan solo 12 años, ha sufrido mucho en su vida.
Aunque debo reconocer que al principio la historia se me hizo pesada y un poco aburrida, a partir de la aparición de Yan, el libro toma otra dinámica mucho más veloz que hace que poco a poco te vayas enganchando.
En resumen, es una historia llena de fantasía en un mundo que está siendo destruido. Te hace reflexionar sobre la explotación a la que sometemos a la tierra constantemente, sin ayudar a que se regenere, lo que nos va a terminar perjudicando. Una historia que, a pesar de no tener romance, te engancha con cada página que pasa.






 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS