jueves, 3 de mayo de 2018

Reseña: Miss 7


Título: Miss 7

Título original: -

Saga a la que pertenece: Mister 2

Autora: Nadia Noor

Editorial: Letrame Editorial

Nº de páginas: 144 págs

ISBN: 9788417396015


Gracias a la Editorial por el ejemplar



Minerva, una joven médica residente en el Hospital Saint Thomas de Londres, comienza a convivir con el famoso futbolista Cristian Cros, padre de su hijo biológico, Júnior, concebido por inseminación artificial.
Su vida junto al delantero del Chelsea culmina en planes de boda, pero su mundo perfecto se desmorona cuando Juan, el hombre que le disparó, queda en libertad condicional.


Ay señor, ¿por qué me engancharé tanto a algunos libros? No son historias súper complicadas ni nada por el estilo, pero siempre tienen algo que me engancha y me hace leerme el libro de una sentada.
Tras la agresión a Minerva, Juan está entre rejas. Allí sigue obsesionado con Minerva, con que es suya y que Cristian es el culpable de que no estén juntos.
Minerva está en Londres viviendo después de pedir el traslado desde Valencia a la capital británica huyendo de todo el daño que le había causado Cristian. Pero Cristian se equivocó y no está dispuesto a dejar que el amor de su vida y madre de su hijo salga de sus vidas sin haber peleado por ella al menos.
Estar alejados de sus casas les trae algún que otro problema, pero su relación puede con eso y con más. Además, como pasa en la vida real, romper con tu pasado y empezar de cero en un país nuevo, hace madurar a cualquiera, por eso vemos a un Cristian Cros más centrado, que empieza a saber qué es lo que quiere en su vida.
Aunque hay algún pequeño drama particular, la historia en general es de cuento de hadas: todo va bien y hay momentos súper dulces que pueden llegar a emocionar a más de uno. Y lo mejor: seguiremos viviendo momentos muy bonitos con Júnior y su inocencia.
A pesar de ser muy fino, tiene un formato distinto al habitual en los libros, así que es una historia más extensa de lo que aparenta.
Solo puedo decir que me he divertido mucho leyéndolo y se me ha pasado volando porque la forma de escribir de Nadia hace la lectura muy amena.


-Quiero hacerte una pregunta.
Ella le apartó el pelo mojado de la frente y le acarició la mejilla con suma delicadeza. La sonrió con dulzura, animándolo con la mirada.
-¿Qué te preocupa?
-Quiero saber si tu corazón… se ha cansado de quererme.
La sorpresa cruzó el rostro de ella. Por unos instantes se quedó callada y se preguntó a que se debía aquel inusual ataque de pánico de él. Cristian casi siempre lo daba todo por hecho y raramente se sentía inseguro. La pregunta cargada de profundidad que acababa de hacerle no era para nada típica de él. Buscó respuestas en sus ojos pero solo halló pasión, deseo y un atisbo de miedo. Se dio cuenta de que necesitaba tener la certeza de su amor para poder calmar su agitado corazón. Una inmensa ternura le atravesó el pecho y supo, sin ningún género de duda que, a partir de ese instante, vibrarían en la misma onda cósmica. Depositó un beso intenso en sus labios y, murmuró con voz apenas audible:
-Cristian, mi corazón jamás se cansará de quererte.